VIAJES CON MADAGASCAR DESTINATION,

Ofertas especiales y promociones todo el año, viajes a medida, circuitos personalizados, estancias a la carta

Reserve en línea

su viaje

Su circuito

Llegada

Salida

Hotel Ambalavao

Hotel Ambalavao

Hotel Le Tropik

Le Tropik es un hotel moderno y acogedor. Compone una fabulosa carta de manjares y vinos en su restaurante de encanto incontestable. El hotel Le Tropik ofrece la comodidad de 32 habitaciones recientes equipadas de televisiones y de cuartos de baño privativos. Para llenar a los turistas, organiza salidas interesantes, especialmente hacia el parque de Andringitra. El establecimiento puede fletar vehículos todoterrenos para las expediciones en familia, entre amigos o aun en pareja. En su sección “diversos”, el Tropik dispone de una sala de reunión, de un servicio de tintorería, de un aula para las recepciones y de un inmenso aparcamiento.

Hotel Aux Bougainvillées

Aux Bougainvillées destila una atmósfera de encanto en Ambalavao. Cerca del taller de papeles Antemoro, dispone de cabañas familiares muy confortables. Cada unidad de esta categoría incluye entre otros una cama dobles y dos pequeñas camas para los pequeños grupos. El restaurante espera los golpes de tenedores apreciadores de los convidados en una sala convival de los deseos. Los menús son variados y de diferentes orígenes. De los platos de lenguas de cebúes del país betsileo a la flameada tropical en guisa de postre, los paladares más finos volverán satisfechos de sus vacaciones. El restaurante agencia mesas en terraza para los almuerzos al aire libre.

El Tsienimparihy Lodge (otro hotel)

Con su anexo, en una franja deseable de la Carretera Nacional 7, el Tsienimparihy Lodge invita a los turistas en su dominio verde compuesto de 13 habitaciones. Cada pabellón (6 cabañas) concebido según las casas tradicionales malgaches acoge también a las familias y a los grupos de pasos a Ambalavao. En el centro de la ciudad, este lodge propone un servicio de locación de coches para prolongar el idilio en los parques Nacionales de fama como Andringitra o Isalo en Ranohira. Organiza por otra parte los circuitos de descubrimientos en Ambalavao y del alrededor. El Tsienimparihy Lodge posee un restaurante de calidad donde las especialidades culinarias malgaches y europeas están en honor.

Varangue Betsileo

La Varangue  Betsileo es un pequeño hotel proponiendo habitaciones de huéspedes, a unos kilómetros en el sur de Ambalavao. En la entrada de la Reserva Natural Anjà, el hotel dispone de cinco habitaciones cuidadosamente decoradas, pudiendo acoger hasta cinco personas. Los alojamientos  dan una vista notable hacia las montañas características del Sur malgache. El aula del restaurante de la Varangue Betsileo en el ambiente acogedor está puesta a la disposición de los convidados. Esta estructura es sobresalida de una terraza dando a un jardín florecido y una piscina exterior. La  Varangue  Betsileo es un hotel destinado a las estancias en familia.

Avec 35 000 âmes qui y vivent, Ambalavao est la cité chaleureuse du sud-est malgache. À moins de 60 kilomètres de Fianarantsoa, elle porte haut l’authenticité de l’artisanat malgache avec moult us et coutumes du fait main. Ici, la soie sauvage est tissée à la manière traditionnelle et contribue à la renommée les ateliers groupés au cœur même de la ville.

Un crochet culturel dans l’atelier de papiers Antemoro est une véritable source de découvertes pour l’amoureux de patrimoine. Côté nature, Ambalavao est choyée. Gardée par la montagne de l’Andringitra, elle reste une rambarde idéale pour se lancer dans les randonnées pédestres et autres journées d’escalade. Le pic Bobby, deuxième plus haut sommet de l’île Rouge, attire incessamment la curiosité des plus téméraires. Vers le sud, de petits pitons rocheux nommés « Portes du Sud » valent absolument le détour.
Poussant encore plus loin les expéditions originales, les touristes gagnent les parcs naturels alentours, dont Anja. À une douzaine de kilomètres du centre-ville, cet espace sauvage répertorie lémuriens et autres reptiles endémiques. Six heures d’itinéraire permettent de rejoindre les habitats d’animaux à différentes échelles. Les visiteurs choisissent entre trois parcours pour également croiser les grottes, jadis abris les ancêtres. Il est impératif de recourir aux services d’un guide local et certifié pour apprécier au mieux son périple.


Actualidades